IMPACTO EN MYANMAR

Estableciéndose en una época en la que Myanmar estaba saliendo de más de 50 años de régimen militar, más de 200 pioneros nacionales trabajaron con más de 20 denominaciones diferentes de iglesias y se enfocaron en impactar positivamente las vidas de los birmanos.

Miles han llegado a Cristo y han sido bautizados, y uno de los impactos más grandes ha sido la unión de las iglesias que antes no trabajaban juntas. Cientos de vidas han sido sanadas y transformadas de sus adicciones al alcohol, drogas y juegos. Por ejemplo, Daw Cho es viuda con 13 hijos. Ella fue adicta al juego hasta que se hizo cristiana. Fue enseñada por nuestros pioneros nacionales a cultivar hongos y ahora puede sustentar a toda su familia con ese pequeño negocio.